¿Quieres recibir más estrategias?

Suscríbete y te haré llegar nuevas estrategias para avanzar en tu éxito profesional.

¿Quieres recibir más estrategias?

Suscríbete y compartiré contigo recursos valiosos para concretar tus metas laborales

¿Eres perfeccionista en el trabajo?

Si eres perfeccionista, si tienes una relación pasional con tu trabajo, si sientes que no puedes dejar nada sin hacer antes de irte de tu trabajo, si te pasas horas y horas trabajando buscando siempre la perfección y llegar siempre al mínimo detalle de las cosas en tus proyectos profesionales.

Si te sientes identificad@ con la frase: “Es que cómo lo hago yo,  no lo hace nadie”.

Y además te sientes agotad@ y quieres cambiarlo.

Esta entrada te va a interesar.

Para reflexionar acerca de este tema lo primero que he pensado es en buscar en el diccionario la palabra perfeccionismo, y se define de la siguiente manera:

“Actitud de la persona que tiende a buscar la perfección en lo que hace, mejorándolo indefinidamente sin decidirse a considerarlo nunca acabado”.

Si analizamos la definición y el significado de las palabras lo primero que observo es que se trata de una actitud, es decir, es la manera de estar dispuesto a comportarse u obrar ante determinada situación.

Si formas parte de este grupo de profesionales ambiciosos y perfeccionistas,  estas agotad@ de no llegar nunca a la perfección y buscas un cambio, tengo una buena noticia para darte, porque si el perfeccionismo es una  actitud, es algo que puedes cambiar porque es un comportamiento, una manera de actuar ante las diversas situaciones de la vida, ya sea dentro del orden de lo personal, así también como en el trabajo.

Las personas perfeccionistas creen que son perfeccionistas porque nacieron así, pero esto no es del todo cierto, se trata, como he dicho anteriormente,  de una actitud que se ha adoptado desde algún momento muy temprano de la vida porque ha valido como respuesta ante determinadas situaciones, pero si en la actualidad te das cuenta que no quieres seguir respondiendo de forma perfeccionista en todos los ámbitos de tu vida,  puedes cambiarlo;  una manera de hacerlo es a través de un trabajo de crecimiento profesional. Busca un espacio propio o de acompañamiento donde poder transformarte.

Segundo punto relevante de la definición sería la frase que dice: “mejorándolo indefinidamente sin decidirse a considerarlo nunca acabado”.

De esta frase me quedo con la paradoja de “mejorándolo indefinidamente”,  algo indefinido significa que no tiene características claras ni precisas o que no tiene límites concretos, si quieres mejorar algo, para mejorar cualquier cosa, el objetivo tiene que ser claro y definido muy concretamente porque así sabrás cuando has llegado a tu objetivo. Esto es lo más paradójico de las personas perfeccionistas, buscan alcanzar la perfección con una metodología que jamás se logrará, porque si no hay nada definido, difícilmente  llegarás al objetivo planteado. ¿Te has detenido a pensarlo alguna vez?.

Hay como una falsa vinculación entre ser eficiente y ser perfeccionista, considerando eficiencia y perfeccionismo como términos sinónimos y no lo son, es justamente todo lo contrario.

Una persona eficaz y eficiente entrega su trabajo en tiempo y forma, con un objetivo claramente definido, disfruta de su tiempo libre, y de sus relaciones personales y profesionales.

El perfeccionista nunca lo encuentra acabado, lo entrega porque tiene un tiempo límite para hacerlo, pero se queda siempre con la sensación de insatisfacción, del trabajo no bien hecho, ocupando su mente en cómo lo debería haber hecho mejor, lo que le resta tiempo para disfrutar de su tiempo libre y de sus relaciones tanto personales como profesionales y con un ronroneo mental agotador.

Hay un punto de la actitud perfeccionista a rescatar que es la tenacidad, esta tenacidad si no se revisa y no se entrena se convierte en tozudez, la tozudez deja de ser una actitud favorable, porque marca la poca flexibilidad de esa persona para cambiar de opinión o aceptar puntos de vistas diferentes al suyo.

¿Te suena????!!

Si entrenas la tozudez puedes transformarla hacia la tenacidad inicial que todo perfeccionista tiene; convirtiéndote, sin lugar a dudas, en una persona eficiente disfrutando de los siguiente beneficios de la vida:

  • Dejar de odiarte por cometer errores.
  • Trabajar en equipo sin entrar en discusiones por ser tan exigente con tus compañeros.
  • Aumentar tu autoestima porque ya no necesitarás sentirte perfect@
  • Bajar el peso de tu mochila: podrás delegar tareas que hacías siempre tú, por creerte imprescindible.
  • Desarrollar tu creatividad.
  • Disminuir tu nivel de insatisfacción y tristeza.
  • Aumentar tu rendimiento por no centrarte solo en los detalles.
  • Tener tiempo libre: para un café, un buen vino, leer, caminar, ir al gym, correr o simplemente tirarte en el sofá a DESCANSAR.

¿Estás preparad@ para vivir sin tu perfeccionismo?

¡Un placer impulsar tu cambio profesional!

Laura.

PD:  Si te sientes agobiad@ por tu perfeccionismo en el trabajo y quieres cambiar esta actitud perfeccionista. Podemos hacerlo juntos con mi Programa de Crecimiento Profesional totalmente orientado para que puedas alcanzar tu éxito profesional.  Haz clic aquí para más información.

Programa de Crecimiento Profesional Mindset one to one

Transforma tu mentalidad para conseguir un salto en tu vida profesional en 8 semanas.

 

VER PROGRAMA

TRAINING GRATIS

 

Transforma tu mentalidad para incrementar tus ingresos y posición profesional.

               
APÚNTAME AHORA

RESERVA TU SESIÓN DE EVALUCIÓN

¡Créeme!. Estas a punto de reservar los 45 minutos más productivos del mes.
Porque trataremos de identificar lo que deseas de verdad para tu vida profesional y trazar un plan de acción para hacerlo realidad, ¡lo más rápido posible!.
RESERVA AHORA