CREENCIA LIMITANTE

Lo que conseguí cuando rompí mi creencia limitante

Hoy te revelo como conseguí romper con mi creencia limitante.

Es un relato muy íntimo de mi historia personal, espero que te ayude en tu propio crecimiento profesional. 

Se trata de cómo al descubrir una creencia que tenía acerca de mi existencia en mi entorno familiar estaba gobernando mis decisiones.

Mi manera de pensar y de actuar en mi situación laboral y profesional estaban gobernadas por esta creencia limitante.

Como buena psicóloga y argentina, tengo en mi haber sesiones de terapia por un tubo.

Esto seguramente no te sorprenda, por lo tanto, era consciente hacía mucho tiempo que mi rol en mi familia era la de SOSTENER.

Mientras no era consciente fui el marido de mi madre.

La madre de mi hermano, ellos tiraban de mi para solucionar los problemas de mi casa.

Por lo tanto, yo resolvía todo.

Desde temprana edad, no ocupaba mi lugar de hija, ni de hermana que es lo que correspondía.

Cuando uno hace un trabajo terapéutico esto salta rápidamente a la vista y se puede ir corrigiendo.

Las consecuencias de este trabajo es la recuperación de la salud mental, emocional y física.

Los años pasaron y aquella familia que necesitaba de mi hasta para respirar, desapareció.

Mi madre falleció, mi padre ausente desde mi nacimiento, mi hermano actualmente tiene un estilo de vida incompatible con la mía, así que digamos es como si fuera hija única.

Migré a España, exactamente a Barcelona en el 2004 con una mano atrás y otra adelante, mi perra, y 2 maletas.

Solo me tenía a mí misma, una luchadora, guerrera por naturaleza, está preparada para salir adelante.

En lo laboral, encontré trabajo muy pronto, llegué en un momento de gloria laboral.

Pero eran trabajos que estaban muy por debajo de mi nivel profesional:

  • No sentía motivación.
  •  Ningún desarrollo profesional.
  • Poco crecimiento.
  •  Mi autorrealización era nula

Pero eran trabajos que  pagaban las facturas y el alquiler.

Para no volverme loca en el intento y de darle a mi alma y mente una buena dosis de oxígeno, llenarlos con sensaciones y experiencias que me hicieran seguir adelante.

Aproveché los ingresos fijos que tenía para formarme.

Estudié en Barcelona y  obtuve la titulación de Terapeuta Floral, del sistema del Dr. Bach.

Un año más tarde realicé  post grado en Intervención y Terapia Estratégica.

Mientras trabajaba en trabajos de “paga facturas”.

Cuando ya me había formado en lo que te acabo de contar, tenía mi propia consulta e iba combinando los 2 trabajos.

Aunque podía combinar los 2 trabajos, internamente sentía un vacío existencial terrible.

Porque yo quería trabajar en lo que hoy es mi actividad ayudar a más profesionales ambiciosos como yo a cumplir sus sueños laborales.

Te confieso que soy una mujer que hasta que no alcanza lo que busca no para.

En el medio lágrimas de sangre, sudor y más lágrimas, también hay risas y una satisfacción sin precedentes cuando llegan los resultados.

En esta búsqueda de dedicarme laboralmente a lo que me apasiona LO DESCUBRÍ:

Descubrí lo que estaba gobernando mis acciones, lo que hacía que todavía me levantara cada día desmotivada para ir a un trabajo que no me llenaba profesionalmente.

¿Sabes lo que descubrí?

Mi creencia limitante

Esta creencia dominaba mis pensamientos, mi hacer, mi decir y mi sentir.

Mi creencia limitante era: SEGUIR SOSTENIENDO.

Si bien ya no tenía a quien sostener, por que  mi familia  de origen ya no estaba allí para tirar de mí.

Tenía otro CONTEXTO totalmente diferente, pero yo seguí SOSTENIENDO!!!!!!!!.

¿A quién? Te estarás preguntando… pues ¡A MI MISMA!.

Cuando lo vi:  ¡fue brutal!

Cuando ante mis ojos apareció así sin más, mi “modus operandi” que era seguir sosteniendo.

Si bien ya nadie necesitaba de mí, yo me seguía comportando como siguiera sola en el mundo.

Cuando ya no lo estaba, porque estaba casada y podía contar con mi marido.

Pero yo seguía aguantando un trabajo que no me hacía feliz.

Trabajos con ambientes tóxicos,   pero eso sí.  ¡tTenía una nómina fija!.

A partir de ahí, tuve una charla muy seriamente.

Primero conmigo misma, para analizar mi AQUÍ Y AHORA.

Observé mi realidad actual para poder dar el gran paso.

Luego lo hablé con mi marido.

y finalmente tomé la decisión de dejar el trabajo en el que estaba como responsable de selección y emprender mi propio negocio.

¿Qué conseguí?

  • Motivación personal y profesional.
  • Adrenalina pura.
  • Desarrollo profesional.
  • Crecimiento personal y laboral.
  • Sonreír.
  • Sentirme viva.
  • Mejorar mi humor.
  • Vivir de mi profesión.
  • Sentirme autorrealizada.
  • Mejorar mi relación de pareja.

¡Me cambió la vida!

¡Tengo tantas batallitas para compartir!

Pero esta es la mejor porque realmente cuando pude VER con mis propios ojos mi creencia limitante: SEGUIR SOSTENIENDO, 

y como no tenía a quien sostener me sostenía a mí misma.

Cuando en realidad estaba en otro momento totalmente diferente.

En lugar de utilizar las herramientas, recursos, situaciones que estaban a mi favor, seguía operando como en épocas muy pasadas que obviamente no favorecían para nada mi crecimiento profesional.

Te comparto esto porque quizás tengas por ahí alguna creencia que te esté limitando a alcanzar tu realización profesional.

¿Sabes? los mejores resultados con mis clientes los obtenemos cuando  nos ponemos manos a la obra a romper y transformar creencias antiguas.

Estás creencias obsoletas interfieren de forma negativa en sus presentes laborales.

Los resultados son brutales, porque al contextualizar las normas, revisar recursos, herramientas, todo cambia aunque la realidad sea la misma,

Revisar creencias limitantes, te permite tener nuevas perspectivas  y esto te da un poder invencible.

Te abre la mente para que salgan las ideas, pensamientos, sensaciones tóxicas y entre todo lo nuevo que te permite el crecimiento profesional real que tanto anhelas.

Creencia Limitante

Programa de Crecimiento profesional para romper creencias limitantes

Categorías Blog

Mentoring

Programa de Mentoring Mindset Profesional

Transforma tu mentalidad para mejorar en tu carrera, reforzar tu liderazgo o impulsar tu talento.