¿Quieres recibir más estrategias?

Suscríbete y te haré llegar nuevas estrategias para avanzar en tu éxito profesional.

¿Quieres recibir más estrategias?

Suscríbete y compartiré contigo recursos valiosos para concretar tus metas laborales

¿Sabías que me echaron de un trabajo por inútil?

Creo que ni lo sabias, ni te lo hubieses imaginado, ¿verdad?

Quiero compartir contigo esta experiencia porque para mí como profesional ha sido una de las experiencias más duras que me ha tocado vivir en el ámbito laboral y está íntimamente relacionado con el tema del mes: “La autoestima en el trabajo”.

Hay espacios laborales que son tóxicos para tu mente, para tu alma, para tu desarrollo profesional, y ¿por qué son tóxicos? ¿por qué huelen mal o hay polillas?

No, definitivamente la respuesta es: NO.

Estos espacios laborales son tóxico porque existen jefes tóxicos.

¿Qué hace que estos jefes sean tóxicos? ¿por qué hay personas tóxicas y otras no lo son?

La respuesta está en la inteligencia emocional. Ésta a diferencia del coeficiente intelectual(CI) se desarrolla según tu historia personal, circunstancias y el trabajo que le dediques a mejorarlas.

Como tu jefe sea un amargado de la vida, con traumas infantiles no resueltos, en donde no pone nada de su parte para mejorarlas tienes un problema.

A mí me tocaron muchos jefes en la vida, antes de ser mi propia jefa, he tenido hasta jefes que venían borrachos a la oficina, violentos de golpear puertas, patear mesas, etc, como verás cero (0) inteligencia emocional, pero hasta entonces ninguno de ellos,  había sentido que yo podía quitarle su puesto de trabajo, por lo tanto, generaban mal rollo, pero mi puesto laboral estaba a salvo.

¿Qué pasó cuando me topé con una jefecita que su historia personal, circunstancias, traumas no resueltos, la llevaron a desarrollar un gran complejo de inferioridad?

Si, has acertado, esta persona es la que me hizo echar de la empresa por inútil.

Era una persona que tenía una gran habilidad para controlar todo, se había hecho con el dominio de la Dirección General, y no permitía que nadie entrara a las reuniones solo ella, por lo tanto, la dirección solo conocía su versión.

Es de estas personas que viven solo para el trabajo, de esas que te envían un mail a las 3 de la mañana de un miércoles  o un domingo a las 12 del mediodía. ¿Tienes vida guapa?

Y pretendía que aquí la presente que te está escribiendo y el resto del equipo que yo gestionaba en aquel entonces hiciéramos lo mismo.  He tenido luchas eternas con esta persona, porque decía que el trabajo de mi gente no salía porque no nos quedamos después de hora trabajando, para ella la única solución era salir todos los días a las 8 pm.

Mi planteo era que buscásemos nuevas estrategias y abriéramos nuevos mercados u horizontes porque el mercado de IT estaba saturado y estábamos buscando todos los mismos, toda la competencia y nosotros hacíamos lo mismo. Por supuesto que por un oído le entraba y por el otro le salía. Y presión presión presión para que el equipo se quedara después de las 18h (horario de salida).

Y mi planteo era: Si no encontramos candidatos con 8 horas diarias de trabajo, sin parar,  ¿qué te hace pensar que los candidatos van a aparecer después de las 18 de la tarde?

No había manera de que me escuchara, lo único que decía era: presión y sigue buscando candidatos.

Te confieso que en aquel momento cogí este trabajo que estaba por debajo de mi nivel profesional en cuanto a posición porque quería juntar dinero para la empresa que hoy tengo, pero que mi puesto de trabajo, estuviera por debajo de mi nivel profesional, no significa, que pierda mis competencias y AÑOS de experiencia en selección, justamente por los años en selección que tenía sabía perfectamente que el problema estaba en la saturación del mercado IT y no en el equipo de trabajo.

La historia es muy larga y una historia de acoso laboral, acoso perverso. ¿Qué es un acoso laboral perverso? De esos que no se pueden demostrar jurídicamente, estar en presencia de un judas, que por delante te sonríe y por atrás te la clava.

Era tan, pero tan perversa que se puso a buscar a mi sustituta en mi cara pensando que no me daría cuenta. Dentro de las acciones de acoso laboral perverso, me quitó poder, me quitó a 3 de las 7 personas que tenía a mi cargo para “ayudarme” y sacarme carga laboral, me quitó las tareas más de gestión, dejándome las tareas más operativas, poniéndome a un nivel más técnico, y menos de gestión, les pagaba bonus económicos a algunos miembros del equipo y a otros no, utilizaba el método “dedito”: ella señalaba a quien le paga un extra, a mis espaldas y a quien no. Los felicitaba a mis espaldas por su buen trabajo y a los 2 días me llamaba por teléfono, para decirme que el equipo trabajaba muy mal y que tenía que meterles presión, presión, presión.

¿Qué tiene que ver esto con la autoestima en el trabajo? MUCHO, muchísimo….

Estos jefes tóxicos lo que hacen es descalificarte en tu trabajo, el abuso del poder, el “yo señalo” a quien le pago un extra y a quien no, te deja fuera de juego porque las reglas no son limpias y si tu autoestima está baja terminas creyendo que no vales nada.

Te hace una gran daño psicológico,  te afecta el día a día, interfiere en tu trabajo, en tu motivación laboral y hasta influye en tu vida personal.

Engordé 10kg de la ansiedad que me provocaba y no dormía por las noches por supuesto discusiones y mal rollo en mi casa.  Terminé destrozada de los nervios, fui al médico y al explicarles porque llevaba días sin dormir, me dieron la baja y al mes de estar de baja la empresa me envió un burofax a mi casa diciéndome que me echaban por inútil.

Bueno, la palabra inútil no la usaron, pero al parecer llevaba 1 año trabajando muy mal según la carta de despido y ahora que estaba de baja habían decido echarme.

El acoso laboral es un tema muy serio, en donde tu salud física y mental se reciente y a las personas que tienen baja autoestima pueden destrozarle la vida.

Asesórate siempre por un abogado en estos casos y sigue exactamente los pasos que este profesional te diga, porque ganar un caso por acoso laboral lamentablemente es muy difícil o prácticamente imposible, pero ellos siempre te dirán como debes de actuar desde lo legal.

Desde lo emocional también busca contención personas que te rodeen y que no te dejen caer y si necesitas ayuda más profesional puedes contar conmigo o con algún profesional que te ayude a no caer anímicamente.

Ningún trabajo ni ningún capullo que esté envenenado con su vida merece tu sufrimiento.

Un abrazo,

Laura.

PD: Si estás en un ambiente laboral tóxico y sientes que tu autoestima baja y que no puedes salir del bucle en el que te encuentras accede al Programa de Crecimiento Profesional. Más Libertad Mental. Más Éxito Profesional

Programa de Crecimiento Profesional Mindset one to one

Transforma tu mentalidad para conseguir un salto en tu vida profesional en 8 semanas.

 

VER PROGRAMA

TRAINING GRATIS

 

Transforma tu mentalidad para incrementar tus ingresos y posición profesional.

               
APÚNTAME AHORA

RESERVA TU SESIÓN DE EVALUCIÓN

¡Créeme!. Estas a punto de reservar los 45 minutos más productivos del mes.
Porque trataremos de identificar lo que deseas de verdad para tu vida profesional y trazar un plan de acción para hacerlo realidad, ¡lo más rápido posible!.
RESERVA AHORA