Estructura Dentro De Una Célula Que Desempeña Una Función Específica

A lo largo del desarrollo de división celular la envoltura nuclear se desgaja y sus membranas se “diluyen” entre las del retículo endoplasmático; en el momento en que finaliza la división, una zona cierta de este retículo rodea a los núcleos hijos para formar las novedosas envolturas nucleares. Ámbas membranas que forman la envoltura entran en mutuo contacto en algunos puntos dando rincón a unas aberturas llamadas poros nucleares que comunican el núcleo con el citoplasma (Figura 11.21). Los poros se hallan rodeados de una estructura formada por ocho gránulos proteicos, el complejo del poro, encargada de regular el tráfico de macromoléculas entre el núcleo y el citoplasma. La célula eucariota se identifica por tener su material genético encerrado en una estructura de aspecto globular que recibe el nombre de núcleo. La presencia incesante de esta estructura en las células de tejidos animales y vegetales fue establecida ahora desde los primeros tiempos de la teoría celular.

estructura dentro de una célula que desempeña una función específica

Estas visualizaciones apoyan la teoría del del origen endosimbionte de las mitocondrias, según la cual estos orgánulos descienden de bacterias anaeróbicas que en un pasado recóndito vivieron en simbiosis con las primitivas células eucariotas. En él se encuentran inmersos el núcleo y todos los orgánulos celulares. Se constituye de una fracción soluble, el citosol, y un complejo entramado molecular, el citoesqueleto. Con objeto de comprender mejor estos aspectos, en la figura4 se detallan varios ejemplos. Primeramente (fig. 4a) se esquematiza cómo el mensaje de un gen de ocho tripletes codifica una proteína de ocho aminoácidos, y el mensaje de esta proteína debe tener un sentido funcional.

Ciertas proteínas periféricas están ancladas covalentemente a lípidos de la bicapa y pueden ser liberadas por acción de enzimas específicos. Las proteínas periféricas muestran conformaciones tridimensionales que generalmente no difieren de las de otras proteínas globulares. Pese a las muchas diferencias que existen entre ellas, todas y cada una de las células eucariotas comparten ciertas características estructurales que se resumen en el próximo recuadro. La más característica es que la célula animal se puede hallar solo en seres vivos del reino animal y la célula vegetal está presente solo en plantas y algas.

Qué Son Las Mitocondrias

También tiene función estructural porque es aquí donde se disponen los demás micro orgánulos de las mitocondrias como los ribosomas, ADN, iones, y metabolitos. La membrana interna está configurada por una bicapa lipídica donde hay complejos enzimáticos compuestos por distintos proteínas primordiales para la cadena de transporte de electrones. El centrosoma es característico de la célula animal y es una estructura cilíndrica y hueca compuesta por 2 centriolos dispuestos de forma perpendicular entre sí. La composición de este organelo es de túbulos de proteína y tiene una función muy importante en la división celular, puesto que organiza el citoesqueleto y da rincón al huso acromático a lo largo de la mitosis.

El grupo compuesto por todos y cada uno de los cromosomas presentes en las células de una especie dada forma su cariotipo característico. Ello no impide que, aún dentro de una misma clase, puedan existir células haploides y diploides (con n pares de cromosomas homólogos). El significado biológico de estos 2 géneros de dotación cromosómica se entenderá mejor con relación a los procesos de reproducción sexual que vamos a estudiar mucho más adelante.

Como consecuencia de ello, el espacio intermembrana tiene una composición muy semejante a la del citosol. Las mitocondrias son orgánulos de doble membrana que están presentes en todas y cada una de las células eucariotas. Ya que aparecen en elevado número (varios cientos o aun miles por célula) ocupan un porcentaje significativo del volumen del citoplasma. El grupo de las mitocondrias de una célula recibe el nombre de condrioma. Si bien pueden presentar formas variadas, la más frecuente es la de un cilindro redondeado por sus extremos con 1µm de diámetro y 2 µm de longitud aproximadamente.

Las mitocondrias son estructuras minúsculas situadas en el interior del citoplasma de todas y cada una de las células que proporcionan energía a la célula. En la figura 11.30 se puede apreciar una fotografía obtenida con microscopio electrónico de transmisión donde distingue un núcleo de una célula eucariota cubierto de varias mitocondrias. El tamaño del núcleo es variable, pero guarda relación con el tamaño celular. Cuando el cociente entre el volumen nuclear y el volumen del citoplasma (relación núcleo-citoplasmática) cae por debajo de un preciso umbral, se desata el mecanismo de la división celular. Los cloroplastos poseen la maquinaria bioquímica necesaria para capturar la energía radiante, convertirla en energía química, y emplearla para transformar la materia inorgánica en materia orgánica en el desarrollo denominado ado fotosíntesis.

Función De Las Células

La Figura 11.19 es fotografía de una célula humana lograda con microscopio electrónico de transmisión. Se aprecian en ella un lisosoma y múltiples cuerpos endocíticos en distintos estados del proceso de digestión celular. La función de los ribosomas está relacionada con la síntesis de proteínas. Son el lugar donde se lleva a cabo el ensamblaje ordenado de los aminoácidos que tienen dentro las cadenas polipeptídicas.

Asimismo es atrayente comprobar que las mitocondrias y en su caso los cloroplastos, en armonía con su relativa autonomía respecto al resto de la célula, son parcialmente ajenos a este desarrollo. Los cloroplastos forman parte a una amplia familia de orgánulos que aparecen exclusivamente en las células vegetales y que reciben el nombre de plastidios. En las células meristemáticas de las plantas hay unos pequeños orgánulos, los proplastidios, que a medida que la planta crece se marchan diferenciando para ofrecer lugar a los diversos tipos de plastidios.

Mitocondrias: Función Y Composición

La similitud existente entre la estructura de los centriolos y la del corpúsculo basal de cilios y flagelos no es casual. En verdad, se pudo comprobar que dichos corpúsculos basales se forman desde los centriolos por duplicación de éstos, e incluso, que centriolos y corpúsculos basales pueden intercambiar sus situaciones a lo largo de la vida de la célula. De ello se puede conseguir la impresión de que los centriolos, cilios y flagelos, junto con la red de microtúbulos del citoesqueleto forman de todos modos una parte de una misma unidad funcional. Reciben este nombre por tener un grosor (8-10 nm) intermedio entre el de los filamentos de actina y el de los microtúbulos.

estructura dentro de una célula que desempeña una función específica

El citoplasma tiene dentro estructuras que consumen y transforman la energía, y que efectúan las funciones de la célula. En algunas fases del ciclo celular se muestran divididos a lo largo en dos cromátidas hermanas unidas por el centrómero, al tiempo que en otras no se aprecia tal división. En muchos cromosomas se distinguen una o mucho más constricciones (zonas en las que el cromosoma es más estrecho). Una de ellas, la constricción principal, contiene un gránulo espeso, el centrómero, a través del que el cromosoma se engasta a las fibras del huso acromático a lo largo de la división celular. La constricción primaria divide al cromosoma en 2 brazos o telómeros que tienen la posibilidad de tener igual o diferente longitud. Se puede clasificar a los cromosomas en diversos tipos morfológicos atendiendo a la situación aproximadamente centrada de la constricción principal.

Espacio Intermembranal Mitocondrial

Esta distinción se hace según con la función en la que estén preparadas las células de los distintos tejidos. Múltiples tipos de filamentos proteicos, perceptibles al microscopio electrónico pero no al microscopio óptico, cruzan de un lado a otro el hialoplasma de la célula eucariota formando una malla tridimensional llamada citoesqueleto. Este armazón proteico no sólo da forma a la célula y le da un sostén mecánico, sino es el responsable de la organización interna del citoplasma y de los movimientos celulares. Los lípidos que aparecen formando parte de las membranas biológicas son fosfoglicéridos, esfingolípidos y colesterol . Todos ellos tienen en común su carácter marcadamente anfipático que los hace ideales para este cometido.

Citoesqueleto

En él se puede diferenciar un medio líquido llamado plasma o citosol y una secuencia de construcciones llamadas orgánulos celulares. Los primordiales son los ribosomas, las vacuolas, las mitocondrias, el retículo endoplasmático, el aparato de Golgi y, sólo en las células que hacen la fotosíntesis, asimismo los cloroplastos. Las células procariotas fueron con toda posibilidad los primeros organismos vivos que habitaron sobre la Tierra; todas las células actuales, incluidas las células eucariotas, descienden evolutivamente de estos procariontes ancestrales. Los representantes actuales de esta destacable estirpe celular son las bacterias.